Aseguran que las redes sociales son tan adictivas como la cocaína

Un documental de la BBC investiga como Facebook, Twitter y otras compañías tratan de enganchar a sus usuarios

El uso de redes sociales como Facebook, Twitter o Snapchat puede ser tan adictivo como la cocaína. Así lo asegura Aza Raskin, el ingeniero de tecnología que diseño el sistema de scroll infinito, que nos permite desplazarnos sin fin en un sitio web.

Raskin es uno de los expertos de Silicon Valley que aparece en el documental Panorama de la BBC. El programa investiga cómo los gigantes tecnológicos logran enganchar a sus usuarios.

Los expertos entrevistados aseguran que estos gigantes de las redes sociales diseñan deliberadamente sus plataformas para que sean muy adictivas. Según afirma Raskin en el documental, "es como si agarrasen cocaína y la rociaran por toda la interfaz. Y eso es lo que te hace volver una y otra y otra vez".

El ex ejecutivo de Jawbone y Mozilla también explica que estas grandes compañías tecnológicas están continuamente poniendo a prueba a los usuarios para ver cuál es la mejor manera de volverlos adictos.

"Detrás de cada pantalla de móvil hay literalmente unos mil ingenieros que han trabajado para intentar convertirlo en algo extremadamente adictivo", asegura. Lo hacen con pequeños detalles como, por ejemplo, modificando el color y la forma del botón "me gusta" de Facebook.

Otra de las expertas de Silicon Valley que interviene en el documental, Leah Pearlman, que es la coinventora del botón "me gusta" de Facebook, confiesa que ella misma también se ha convertido en una adicta. "Cuando necesito validación, reviso Facebook", asegura.

Sin embargo, Pearlman asegura que ella nunca tuvo la intención de provocar adicción con el "me gusta".

El ex ingeniero de Facebook Sandy Parakilas, que ha sido muy crítico con los problemas de privacidad de la compañía, asegura que el gigante de las redes sociales es plenamente consciente de estar promoviendo comportamientos adictivos.

"Las redes sociales se parecen mucho a una máquina tragaperras. En mi caso, tuve la sensación de estar renunciando a un vicio como el tabaco. No se me escapa que se trataba de un producto adictivo, que fomentaba un hábito de consumo. Se trata de un negocio diseñado para atraerte y consumir el mayor tiempo posible de tu vida, y mientras tanto vender esa atención que le presta a anunciantes", explica Parakilas.

Y es que según el ex presidente de Facebook, Sean Parker, la red social está "explotando una vulnerabilidad en la psicología humana".

Según otro de los entrevistados por la BBC, Ime Archibong, vicepresidente de sociedades de productos de Facebook, Facebook estaría investigando como pueden perjudicar a las personas estas interfaces pensadas para crear adicción.

"Estamos trabajando con terceros que están observando cómo se forman los hábitos, ya sea en Facebook o en Internet, para comprender si hay elementos que creemos que están perjudicando a las personas", explica.

El año pasado, Facebook reconoció que el uso excesivo de las redes sociales podría tener un efecto perjudicial en la salud mental de las personas.