Bayern Múnich suspendió sin goce de sueldo a cinco jugadores antivacuna

25.11.2021

Los directivos del seis veces campeón de la UEFA Champions League habían alertado con rebajas salariales para aquellos futbolistas que deban realizar cuarentena, por contacto estrecho o por dar positivo de Covid-19, en caso de no estar vacunados. Ahora, la medida impuesta es aún más fuerte y ya hay dos de los cinco implicados que cambiaron su postura

Decisión tomada: si no hay vacuna, no hay salario
Decisión tomada: si no hay vacuna, no hay salario

Bayern Múnich tomó la decisión de suspender, sin goce de sueldo, a los cinco jugadores que no recibieron la vacuna contra el coronavirus. La postura del elenco bávaro va de la mano con las recomendaciones del gobierno alemán, ante la aparición de la cuarta ola del Covid-19.

Hace algunas semanas, la situación sanitaria en Alemania preocupa a las autoridades. El jueves pasado se registraron más de 65 mil casos positivos de covid y las alarmas se encendieron por la cercanía de las fiestas.

La cuestión pasa por la gran cantidad de personas que no quieren vacunarse. Tal es así que, cerca del 62% de la población alemana cuenta con el esquema completo.

Esta situación fue tomada en serio por el Bayern, club más ganador de su país. Los directivos consideraron remarcar la importancia de alentar al pueblo a la vacunación masiva y el domingo pasado ya alertaron a Serge Gnabry, Joshua Kimmich, Jamal Musiala, Eric Choupo-Moting y Michael Cuisance con una rebaja salarial, en caso de que deban realizar cuarentena por dar positivo o tener contacto con una persona infectada.

Los cinco mencionados no quisieron aplicarse las dosis correspondientes y la directiva bávara le aplicó esta primera sanción, además de quedarse sin posibilidad alguna de disputar encuentros con el equipo que dirige Julian Naglesmann. Sin embargo, todo cambió en un par de días y ahora, hasta no darse la vacuna contra el virus de origen chino, quedarán suspendidos sin cobrar su respectivo salario.

Joshua Kimmich fue uno de los más apuntados. Su fama como futbolista del equipo de Múnich y su titularidad indiscutida en la Selección de Alemania hicieron que quede en el blanco de las críticas.

El mediocampista se aisló por contacto estrecho con una persona cercana a su círculo íntimo y, luego de realizarse el hisopado, se detectó que contrajo el virus.

En el caso de Eric Choupo-Moting, el jugador fue a disputar la fecha de Eliminatorias con Camerún, su país natal. El delantero se encuentra todavía en tierras africanas y allí es donde contrajo la enfermedad.

Los dos primeros en anunciar que cambiarán su postura, y más siendo privados de participar con el Bayern como así también de su sueldo, fueron Serge Gnabry y Jamal Musiala.

Por el momento, no hay información alguna sobre qué decidirán Kimmich, Cuisance y Choupo-Moting. Lo que sí, hasta no estar vacunados, seguirán viendo desde sus sillones como Robert Lewandowski sigue aumentado su racha goleadora.

La violencia relacionada a acusaciones de brujería (SARV por sus siglas en inglés) es común en Papúa Nueva Guinea. A pesar de que no hay datos confiables disponibles para entender con qué frecuencia ocurre, las cifras del gobierno revelan aproximadamente 6.000 incidentes en los últimos 20 años.