Dormitorio con vestidor y zona de tocador

El dormitorio es uno de los ambientes más personales de la casa. El lugar donde damos rienda suelta a nuestros deseos y caprichos con el objetivo de lograr un espacio cómodo y práctico. 

Una muestra: este cabecero. Los dueños querían un diseño de cristal al ácido, pero como no encontraron la pieza adecuada, colocaron una puerta de armario; una solución muy original, como el sistema de iluminación y sonido que se esconde tras el foseado de uno de los tabiques.

Zona de tocador

Un entrante de la habitación se aprovechó para crear un rincón donde vestirse y arreglarse cómodamente. En el centro se colocó un gran espejo de cuerpo entero apoyado en el suelo que, además, amplía visualmente el espacio. A cada lado y en perfecta simetría se colocaron, dos mesitas con cajones y estantes para los bolsos, carteras de mano y pequeños complementos.

El vestidor

La joya de la corona, el ambiente más soñado y deseado en una casa. En este caso, está marcado por una estética sencilla y ordenada, con un gran armario de pared a pared con el frente en blanco y cristal. Delante se colocó un sillón con futón y cojines.