Wall Street confirma que Argentina entró en default y activa el pago de seguros

Por fallo unánime, el comité aprobó el pago de unos USD 1.500 millones en CDS entre privados, por lo que no hay costo para el Estado.

La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA) determinó que la Argentina entró en default y activó el pago de seguros por alrededor de 1.500 millones de dólares.

De acuerdo a un contundente fallo unánime con 14 votos a favor, el comité aseguró que en el país ocurrió un "evento de crédito" el 22 de mayo cuando finalizó el período de gracia de un mes por no haber afrontado el vencimiento de 503 millones de dólares.

En consecuencia, el hecho amerita la habilitación de los Credit Default Swaps (CDS), cuyo monto deberá dirimirse en una subasta. No obstante, la decisión no representa un perjuicio para el gobierno.

"Argentina no se ve afectada económicamente. No debe poner un sólo dólar. Es un contrato entre privados. Es una confirmación de lo que ya sabíamos, pero algunos acreedores se verán beneficiados por duplicado. Cobran los CDS y reestructuran bonos", indicó el analista financiero Sebastián Maril.

Si bien con este fallo algunos fondos tienen la opción de activar la cláusula de aceleración que les permite exigir el pago de todo lo adeudado de forma inmediata, muchos sostienen que eso no sucederá y en cambio se podría facilitar un acuerdo con Argentina.

De hecho, el mercado lejos de reaccionar negativamente, mostró una fuerte alza en los títulos argentinos. Los bonos suben hasta un 7%, el riesgo país cae levemente y los ADRs de empresas argentinas que cotizan en Nueva York suben hasta un 12%.

Sucede que el mercado priorizó la importancia del apoyo del FMI respaldo la oferta argentina y puso un techo a las pretensiones de los bonistas al determinar que el margen para mejorar la propuesta es "limitado".

Los votos afirmativos del comité provinieron de BofA, Barclays, BNP Paribas, Citi, Credit Suisse, Goldman Sachs, JPMorgan, Deutsche Bank, Mizuho, Citadel, Pimco, AllianceBernstein, Cyrus Capital, y Elliott Management, el conocido fondo buitre de Paul Singer.