Eliminar las arrugas sin pasar por el quirófano ya es posible

Deshacerte de las arrugas sin pasar por el quirófano ya es posible gracias a la técnica de los hilos mágicos o japoneses, unas finas agujas que se insertan en tu piel para tensarla.

Acabar con las arrugas es uno de los mayores deseos de las mujeres, sin embargo, muchas de ellas sienten un miedo atroz a pasar por el quirófano y se embarcan en una batalla entre las arrugas y el bisturí que normalmente se salda con la victoria de las primeras. Pero despedirte de las arrugas sin pasar por el quirófano ya es posible. Se trata de unos hilos mágicos que reafirman la piel sin necesidad de cirugía y que cuentan con multitud de ventajas que les hace ganar adeptos días tras día. Los hilos mágicos son un tratamiento sencillo y seguro que se puede aplicar a cualquier parte del cuerpo y que nos hará sentirnos muy a gusto con nosotras mismas.

Su efectividad reside en que regeneran la piel y tersan el tejido, corrigiendo así esa flacidez de la que nos queremos deshacer. El nombre de este nuevo tratamiento reside en el material del que están fabricados estos particulares hilos. Los hilos mágicos son hilos tensores fabricados en Polidioxano, con el que se consigue la producción de colágeno y fibroblastos alrededor del hilo insertado, dando así tersura en la piel. La técnica es sencilla. Solo consiste en introducir unas finas agujas (los hilos) sin necesidad de incisión alguna, produciéndose así un autolifting con el que recuperaremos la firmeza de nuestra piel.

Los hilos mágicos son un tratamiento con muchas ventajas y con una duración en torno a 12 o 18 meses dependiendo del tipo de piel, la edad o el descolgamiento. Los beneficios son iguales para todos:

  • No es un procedimiento agresivo porque utiliza los propios recursos de la piel para generar hilos de colágeno por acción fibroblástica.
  • A diferencia de los lifting con hilos tensores, el hilo PDO no presenta artefactos de anclaje, ni tiene que ser suturado, evitando complicaciones y alergias.
  • Se realiza con anestesia local. El proceso tiene una duración de 30 minutos y el paciente puede incorporarse a su vida habitual de forma inmediata.
  • Se puede retocar en cualquier momento.

Los hilos mágicos no sustituyen al lifting facial, una de las técnicas más eficaces para el rejuvenecimiento facial, pero sí que permiten una recuperación inmediata, algo muy beneficioso para todas aquellas pacientes que tengan que incorporarse al trabajo y atender sus responsabilidades diarias sin demora. Es entonces una alternativa para "prevenir, reparar y mejorar la flacidez gravitacional y retrasar durante años un lifting quirúrgico". Al tratarse de un procedimiento ambulatorio, nada más terminarlo podrás incorporarte a tu rutina.

Si llevas tiempo pensando en hacerte un pequeño retoque pero tienes miedo al bisturí, no lo pienses dos veces y súbete al carro de los hilos mágicos para lucir la piel tersa y sin arrugas que siempre has deseado.