Ideas, ventajas y desventajas de la ventana de cocina como salpicadero

La ventana de la cocina a menudo es el punto focal de esta habitación y la vista que revela crea una relación con el mundo exterior para los que pasan más tiempo dentro de este espacio cocinando o haciendo otros quehaceres domésticos. Y una ventana que funciona como salpicadero de cocina es una solución bastante elegante y moderna en el diseño de interiores.

En la presente publicación les presentaremos fotos con ideas de cómo organizar el espacio en la cocina para que la ventana tenga la función de salpicadero y esté justo enfrente de la persona que está trabajando para inspirarle.

Qué es un salpicadero de cocina y qué funciones tiene

Un salpicadero de cocina no solo es un elemento funcional, sino que forma parte de la decoración que resalta el etilo del interior. Actualmente hay muchas tendencias en el diseño de salpicaderos de cocina y es posible que usted haya visto numerosas ideas en que se usan materiales diferentes como yeso, vidrio, metal y muchos más. Sin embargo la idea que vamos a tratar hoy se hizo popular hace varios años y está ganando cada vez más popularidad: ventanas salpicaderos

Pros y contras de las ventanas como salpicaderos de cocina

Las ventanas salpicaderos son realmente una idea única. Si opta por esta solución puede estar seguro de que no muchas personas tienen lo mismo en sus hogares. Este tipo de salpicadero garantiza vistas increíbles y mucha luz natural, lo que hará que su cocina sea más acogedora. Además, este salpicadero se adapta fácilmente a muchos estilos de decoración, desde el moderno hasta el industrial.

En cuanto a las desventajas, debemos reconocer que el vidrio no es el material más duradero para hacer una pared posterior y además requiere mantenimiento: tendrá que limpiarlo todos los días ya que las salpicaduras se ven claramente en el cristal.

Una ventana que funciona como protector contra salpicaduras significa que no tendrá mucha privacidad especialmente si su ventana da a otro edificio cercano, lo cual puede crear una incomodidad significativa.

Además aunque esta solución se considera bastante versátil es posible que no se combine bien con algunos de los estilos, por ejemplo el shabby chic o el rústico. A continuación les daremos una fotogalería de ejemplos de ventanas-salpicaderos que pueden usar como punto de partida para sus propios diseños de cocinas.