La Casa Blanca prohíbe a un testigo crucial declarar en el proceso de “impeachment”

El embajador de EE.UU. ante la UE había sido citado en el Capitolio para explicar sus gestiones en Ucrania

Gordon Sondland

La Casa Blanca ha tomado la medida excepcional de prohibir al embajador norteamericano ante la Unión Europea que testifique ante una de las comisiones del Capitolio que investiga al presidente para su recusación o . El diplomático, Gordon Sondland, quería hablar en una vista a puerta cerrada este martes, pero sus abogados dijeron a última hora el gobierno se lo prohibió.

Según Robert Luskin, abogado del embajador Sondland, este se encuentra "profundamente decepcionado" por la decisión de la Casa Blanca, porque quería explicar ante la comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes unos mensajes de texto suyos que fueron revelados la semana pasada por otro diplomático, el ya dimitido enviado especial a Ucrania, Paul Volker.

La negativa de la Casa Blanca adentra el "impeachment" en un terreno inexplorado, ya que en teoría el Capitolio puede forzar a alguien a testificar bajo riesgo de desacato, pero carece de una fuerza policial que pueda cumplir esas órdenes. La única vía que les queda a los demócratas es llevar al gobierno federal a los tribunales, algo que demorará notablemente los plazos de la recusación.

Las gestiones de Sondland con respecto a Ucrania son sospechosas para los demócratas que investigan a Trump porque su cartera diplomática no incluye ese país, que no está dentro de la UE. Aquellos mensajes demuestran que Sondland medió para que un abogado personal de Trump presionara a Ucrania para que investigara a Joe Biden, que lidera las encuestas demócratas.

El abogado, Rudy Giuliani, está llamado a testificar, como también lo está una embajadora a Ucrania a la que Trump despidió en mayo, Marie Yovanovich. El presidente ha criticado esta investigación porque la considera una "caza de brujas" y ya ha advertido de que su equipo no cooperará con ella. El lunes, los demócratas citaron como testigo al jefe del Pentágono, Mark Esper.

Los mensajes de texto que ahora Sondland no podrá explicar revelan que temía el rastro incriminatorio que estos podrían dejar. Uno de ellos dice: "El presidente quiere valorar si Ucrania va a adoptar las reformas y la transparencia que el presidente Zelenski prometió durante su campaña. A partir de ahora creo que es mejor que dejemos este tira y afloja por mensaje de texto".

Volodimir Zelenski lleva en el cargo desde mayo. Desde entonces Trump lleva presionándole para que anuncie que Ucrania investiga a Biden por unos negocios millonarios de su hijo en ese país hace años. El demócrata, que fue vicepresidente entre 2009 y 2017, pidió y logró el despido de un fiscal acusado de corrupción que además había abierto una investigación a Burisma, la empresa de su hijo.