Lanzamiento: Volkswagen Golf 250 TSi (2020)

¿QUÉ ES?:

Es una actualización de la séptima generación del hatchback de Volkswagen para el Segmento C (compacto). Reemplaza al Golf VII MY18, lanzado en septiembre de 2017. Se llama Golf MY20 ("Model Year 2020") y recibió la nueva nomenclatura de versiones que adoptaron VW y Audi ya en otros mercados (leer explicación). Llega importado de México y ya está a la venta en nuestro mercado.

MECÁNICA:

No hay novedades. Sigue con el conocido motor 1.4 turbonaftero (150 cv y 250 Nm). Caja automática DSG (doble embrague, con siete marchas) y tracción delantera.

LO MÁS:

Es uno de los pocos hatchbacks del Segmento C (compacto) que sobreviven entre las marcas generalistas que se venden en Argentina. Sólo está acompañado por los Chevrolet Cruze Hatchback y Peugeot 308.

LO MENOS:

Dejaron de venderse las versiones de entrada a gama (1.6 16v de 110 cv), la deportiva GTi (2.0 turbo de 230 cv) y la rural Variant (1.4 turbo de 150 cv). Es una generación en retirada. El nuevo Golf VIII ya se presentó en Europa y llegaron varias unidades a la Argentina para la grabación del comercial internacional.

EL DETALLE:

Viene de serie con llantas de 17 pulgadas (diseño "Karlskoga"), siete airbags, control de estabilidad, sensores de estacionamiento (delanteros y traseros), faros delanteros full-led, techo corredizo, tapizado en cuero, volante multifunción, control de crucero, climatizador bizona y equipo de audio Compisition Media, con pantalla de ocho pulgadas (Apple CarPlay y Android Auto).

PRECIOS:

Golf 250 TSi Highline DSG, 2.339.200 pesos. Garantía de tres años o 100 mil kilómetros.

La nueva denominación de versiones de VW y Audi llegó al Golf en Argentina

Audi anunció que, de ahora en más, cambiará la denominación de las versiones de todos sus modelos. O de casi todos. La propia marca se hizo un lío a la hora de explicarlo.

La cosa es así.

Si hasta ahora veías un Audi que decía "3.0", sabías que su motor tenía tres litros de cilindrada. ¿Y si decía "1.2"? Fácil: 1.2 litros.

Pero resulta que, en la marca alemana, detectaron que -con la tendencia del downsizing- algunos clientes no veían con buenos ojos a los Audi con cilindradas cada vez menores. Por eso, la firma de los Anillos decidió poner el foco en la potencia.

Pero no en la potencia con caballos de fuerza (cv, hp o ps), sino en kilowatts (kw). Y la traducción al nombre de las nuevas versiones no será lineal.

Supongamos que estamos ante un Audi con 81 kw (110 cv) o 96 kw (130 cv) de potencia. ¿Cómo lo llamarías? ¿Ochenta y uno o noventa y seis?

No, Audi decidió que los motores en ese rango de potencia se llamen de aquí en más "30" (sí, "treinta"). No se explicó cuál es la lógica detrás de este número.

Sí, en cambio, se aclaró que los modelos entre 169 kw (230 cv) y 185 kw (252 cv) se llamarán "45" (sí, "cuarenta y cinco").

No cambia la designación de los modelos (A1, A3, A4...) ni la identificación del tipo de combustible (seguirá siendo TFSi para los nafteros y TDi para los turbodiesel).

Para complicar más la situación, Audi advirtió que los modelos deportivos (RS y R8) mantendrán las denominaciones habituales.