Luce unas manos perfectas también en otoño-invierno

En el otoño-invierno son épocas complicadas para lucir unas manos bonitas. Las bajas temperaturas propician la aparición de sequedad e incluso pequeñas grietas que pueden llegar a ser muy molestas. Al estar expuestas al frío y los cambios de tiempo, son una de las partes del cuerpo que más sufren las inclemencias meteorológicas.

Para ello hay que cuidarlas y mimarlas. En muchas ocasiones nos olvidamos que son una parte fundamental del cuerpo y no les prestamos la atención, ni el tiempo necesario.


Manos siempre protegidas

Una de las claves está en intentar llevar guantes cuando estemos en la calle, que el frío no les afecte. Los guantes también serán los grandes aliados de las manos a la hora de realizar las labores del hogar, protegen de los agentes agresivos de los productos especiales para fregar.

Por la noche se recomienda el uso de guantes de algodón, tras la aplicación de una crema hidratante reparadora que actúe durante las horas de sueño. En este caso se puede optar por una crema que aporte una mayor hidratación que contenga más aceites.


Limpieza en profundidad

La limpieza es fundamental pero, los expertos recomiendan no abusar de los geles desinfectantes o incluso eliminarlos de la rutina diaria, tienden a resecar la piel. Con agua y jabón se obtendrá la limpieza deseada. A la hora de lavarse las manos, lo ideal es huir del agua caliente, elimina los aceites esenciales de la piel. Este consejo es aplicable no sólo para las manos, es recomendable lavarse o ducharse con agua tibia.


Exfoliación semanal

También es necesario exfoliar las manos de forma regular, una vez a la semana sería lo ideal, con esto se logra eliminar las células muertas acumuladas en las manos, que aportan un aspecto más oscuro y opaco o incluso unas antiestéticas manchas.


Hidratación a cualquier hora del día

A la hora de elegir la mejor hidratante para las manos, es importante fijarse en los ingredientes que contiene, que cuente entre ellos con manteca de karité, cera de abeja o aceite de oliva que tienen propiedades altamente hidratantes. Las cremas sin parabenos, respetarán más la piel. Lo recomendado por los expertos es aplicarse la crema a lo largo del día en varias ocasiones, para ello es importante buscar una crema no demasiado grasa, que hidrate no implica que tenga que dejar sensación pegajosa en las manos. Apuesta por llevar siempre en tu bolso tu crema de manos favorita.


Mima tus uñas

Prestar atención y cuidados especiales a las manos, es de vital importancia para tener unas manos impecables. Luce una manicura en tonos pastel si buscas un efecto natural. Las uñas también tienden a debilitarse, es aconsejable utilizar esmaltes endurecedores o aceites especiales para el cuidado de las uñas.