Mamparas de cristal: Ideas para separar espacios

Las mamparas de cristal para oficinas tienen una clara función separadora en espacios laborales, que también podemos aplicar en la decoración de nuestras casas. Sus ventajas son múltiples, ya que dan privacidad a una zona, ofreciendo continuidad visual y sin restar luminosidad en el ambiente. 

Instalar una mampara

La instalación de una mampara es relativamente fácil, ya que puede colocarse una vez terminada la obra. Se puede montar y desmontar sin problemas, aunque es preferible acudir a expertos profesionales en mamparas para que lo hagan. En esta imagen se ve claramente el sistema de perfiles que se ha utilizado para cerrar esta sala de reuniones cúbica colocada en medio de una amplia oficina.

Mampara con puerta

¿A que resulta extraño encontrar una puerta en medio de un paramento acristalado? Es un guiño al despacho clásico y tradicional, con aquellas grandes puertas labradas y oscuras, tras las cuales se trataban grandes negocios o se cuajaba el destino de la humanidad. Pero en esta oficina han querido desdramatizar el concepto de "despacho del director" insertando la puerta en una mampara de cristal, como si fuera un recuerdo del pasado.

Mamparas de cristal traslúcido

Si lo que se desea, además de delimitar dos zonas, es conseguir un poco más de privacidad, las mamparas de cristal traslúcido son una excelente solución, ya que dejan pasar la luz y su aspecto visual es de total ligereza. En este ático la mampara funciona para independizar la zona de estar de la del comedor. Fíjate, además, en cómo se ha iluminado la canaleta inferior sobre la que se apoyan las hojas de la mampara, un elegante efecto óptico que realza la separación.

Enmarcado en madera

Microsoft ha abierto unas oficinas en Washington desde donde combaten el cibercrimen. Como la tarea es más que seria, han hecho unas salas de reuniones que han dejado ciberboquiabiertos. A muchos les ha gustado especialmente la solución que han buscado para enmarcar las salas de reuniones con madera, cristal y acero inoxidable.

Mamparas que no llegan al suelo

Esta original idea fue proyectada en las oficinas de un bufete de abogados. La zona de la biblioteca se enmarcó en un espacio delimitado por un pavimento distinto (lamas de madera) y rodeado por una estructura acristalada que no llega al suelo, al igual que la librería, que "flota" a 40 cm del suelo.

Cubo de cristal

Ahora que está tan de moda integrar el baño en el dormitorio, las mamparas de cristal son las grandes aliadas de este maridaje. En esta vivienda australiana se inspiró en la película de Kubrick, 2001: Odisea del espacio, para insertar, cual monolito de cristal, el cubo en medio de un amplio espacio, entre el salón y el dormitorio.

Separar baño y dormitorio

Otra opción es sustituir el tabique que separa el baño del dormitorio por una mampara de cristal. Una solución para llevar la luz a espacios cerrados y oscuros, como se hizo en este loft minimalista.