Rosquillas de anís paso a paso

Dale un toque de dulzura a tu día con esta receta de rosquillas de anís caseras. Te resultará muy fácil prepararlas con nuestro paso a paso y ¡triunfarás!

Ingredientes:

  • 1 kilo de harina 0000
  • 250 gramos de azúcar
  • 400 ml de aceite de oliva o manteca
  • 250 ml de vino dulce
  • 5 gramos de anís
  • Ralladura de un limón
  • Canela en polvo
  • Azúcar glas
  • Mezcla a partes iguales de azúcar y agua

La elaboración paso a paso:

1.- Calienta el aceite con el anís y déjalo enfriar.

2.- En un bol grande (o una sartén profunda en su defecto), echa el azúcar y el vino mientras los mezclas. Después, añade el aceite frío, mezcla de nuevo, y acaba añadiendo la harina, la canela y la ralladura de limón.

3.- Una vez la masa tenga una textura homogénea, llega la parte más entretenida: hacer pequeñas bolas con la mano, darles forma de palito y unir los dos extremos para conseguir el rosco. Repite hasta que acabes la masa. ¡Los más pequeños de la casa pueden ayudar!

4.- Coloca los roscos en una bandeja de horno con un poco de separación, ya que crecerán durante la cocción.

5.- Hornea las rosquillas a 175 grados durante 40 minutos.

6.- Transcurrido el tiempo de horneado, saca las rosquillas del horno y deja que se enfríen.

7.- ¡Ya sólo falta el toque final! Mientras las rosquillas se enfrían, añade en una fuente grande agua caliente y azúcar a partes iguales y un buen chorro de anís seco. Mezcla.

8.- Las rosquillas ya están listas para sumergirse en el jarabe: baña durante unos segundos, escurre en una rejilla y pasa por azúcar glas.

Ya tienes preparadas las rosquillas de anís. ¡Date un capricho y disfruta de su inconfundible sabor casero!