Seis trucos de belleza infalibles para proteger la piel del frío

Descubre los trucos de belleza más sencillos y eficaces para proteger la piel de las bajas temperaturas.

Estamos por entrar a la estación de invierno y afrontaremos los meses más fríos del año. Los factores climatológicos adversos como el frío, el viento o la humedad pueden debilitar la piel provocando trastornos serios he incluso su envejecimiento precoz. Y es que el frío causa vasoconstricción en los capilares de la piel, no llega ni suficiente oxígeno ni nutrientes a las células de la epidermis, dando lugar a una piel con aspecto apagado. Además, se retrasa el ciclo de renovación celular y se acumulan células muertas que impiden la secreción de sebo de la piel que lubrica y nutre la piel de manera natural.

Labios, manos y pies necesitan un cuidado especial en los meses de frío, pues son las zonas más sensibles. Te proponemos unos cuidados y trucos de belleza muy sencillos para cuidar la piel frente a las bajas temperaturas:

1.- Vete a dormir con una buena capa de vaselina en los labios para nutrirlos durante las horas de sueño. Es la forma más eficaz de evitar los labios secos y agrietados.

2.- Para potenciar el efecto hidratante en tus manos, aplica una crema específica y después ponte unos guantes, el calor ayudará a que el efecto hidratante se multiplique.

3.- Mezcla unas gotitas de aceite de árbol de té con tu crema de noche. Este aceite natural es uno de los más populares y activos, es conocido por su gran poder antiséptico, antiviral y fungicida. El aceite de árbol de té es perfecto para los meses de frío porque se generan más hongos, por ejemplo, en los pies.

4.- Cuando salgas de la ducha, aprovecha el vaho para aplicar la crema hidratante en todo tu cuerpo. ¡Efecto spa sin moverte de casa!

5.- Aprovecha el invierno para oxigenar las uñas de los pies, dales un respiro y no las pintes. Además, ofrece a tus pies unos mimos extra exfoliando e hidratando a conciencia ya que son los grandes sufridores y necesitan cuidados especiales.

6.- Tu pelo también necesita mimos durante el invierno. Elabora una mascarilla casera con miel, yogur, zumo de limón y aceite de oliva. Deja que actúe durante 20 minutos en el cabello con un gorro para que el calor ayude a que penetren mejor todos los ingredientes. Esta mezcla casera también se puede usar en el rostro, se trata de una mascarilla muy nutritiva con un efecto lifting.